Crónica del traslado de los compas de la C.I.P.RE.al Reclusorio Norte + Informe médico

Hace algunos días, me encontraba en huelga de hambre, que se prolongó hasta los 53 días, cuestión que complico mi estado de salud, teniendo que referir y requerir mi traslado a la torre medica de Tepepan debido a las complicaciones; aunando a ello. Ante los malos tratos por parte del personal administrativo, se intenta en diversas ocasiones inducirnos a abandonar la huelga de hambre, hostigamiento policial y negligencia por parte del cuerpo médico (médicos y enfermeras), posteriormente intentaron cambiarnos de cama, llevándonos hasta el punto, de tener que confrontar a los carceleros por utilizar las fuerzas para disuadirnos y no exigir nuestros derechos.

Posteriormente, amenazaron con llevarnos a aislamiento y si no trasladarnos, es decir darnos de alta, con la finalidad de deshacerse del problema, sin importarles el estado de salud de la persona que convalece.

Así pues, el día 31 de agosto por la noche, llegaron a notificarnos de nuestra alta, de manera arbitraria por el personal de seguridad, y sin un médico que explicara la determinación y el porqué de la alta: ante lo cual cuestione la resolución, sin embargo el medico nunca subió por lo que me negué a moverme de lugar de manera pacífica ante lo cual los carceleros de Tepepan trataron de intimidarnos como es su costumbre: sin embargo, al no ceder al chantaje institucional, fueron por refuerzos del penal femenil y agentes de la unidad de reacción inmediata(URI), con lo cual sumaban alrededor de 8 carceleros en compañía de la subdirectora del penal intentaron movernos y al negarnos comenzaron a empujarme hasta tirarme junto a mi compañero, ya en el piso, nos patearon en diversas ocasiones, en la espalda, piernas y cabeza, nos separaron pero insistimos en no movernos y nos abrazamos luego de detenerse por un momento, dijeron que nos relajáramos porque íbamos a valer madre.

Luego pidieron por radio que subieran los del norte, es decir dos custodios del RPVN quienes se mostraron agresivos insinuándome que me golpearían en el norte “si me ponía al pedo “al no bajar, luego de quedarme a esperar a un médico para que me explicase la razón, intervinieron por la fuerza y volvieron a separarnos a golpes pero ahora, nos llevaron hacia el elevador en donde me golpearon nuevamente al cerrarse las puertas, luego me llevaron mis cosas y me subieron a la furgoneta junto con otros compañeros: al llegar al reno, fui atendido por el comandante Jaramillo a quien le manifesté que mi estado de salud aun no era lo suficientemente bueno y que la decisión de los administrativos de Tepepan había sido arbitraria, sin embargo al escuchar que ya no estaba en huelga de hambre, me dijo que me fuera a mi dormitorio.

Sin embargo, en estos dos días, he constatado que mi situación de salud es aun inestable; cuestión que fue recalcada en el informe médico dejado por el Dr. selvas pineda y la dra. Nutrióloga Avelina landa verde, ya que presento aún dolor en los riñones y mareos constante, además de presentar cuadro diarreico y debilidad muscular, lo cual es agotador para mí en el transcurrir cotidiano.

Fernando Bárcenas

—————————————————————————–

Inconformidad ante la atención dada a Fernando Bárcenas Castillo y José Santiago Hernández.

Por este medio, el equipo médico solidario que ha atendido a Fernando Bárcenas y José Hernández , damos a conocer su estado crítico de salud al día de hoy, derivado de negligencias y faltas que se han cometido durante la huelga y las últimas dos semanas de recuperación.

Hoy 2 de septiembre de 2015, cumplen 15 días de que iniciaron su alimentación después de 54 días de huelga de hambre, misma que levantaron a causa de la delicada condición de salud en la que se encontraban a consecuencia no sólo del ayuno prolongado, sino también de las omisiones en su atención, los traslados y movilizaciones durante momentos críticos y la restricción de líquidos y miel en la Torre Médica de Tepepan.

· Fernando, después de haber perdido 13kg, ha ganado 4.5kg, se ha recuperado de la pelagra, el escorbuto y disminuyó el riesgo de daño renal. Sin embargo, ha presentado un cuadro diarreico de 5 días, mismo que no fue atendido ni controlado en la Torre Médica. Después del traslado forzoso al Reclusorio Norte la madrugada del 1 de septiembre, lo encontramos aún con signos de contusiones producto de los golpes en la cabeza y espalda que recibió. En consecuencia presenta mareos, vista nublada, dolor de cabeza, náuseas, debilidad muscular en piernas. Se encuentra en la población general, lo que lo no favorece su recuperación.
· José Santiago, ha recuperado 4.5kg de los 8kg que perdió durante la huelga, de igual manera se recuperó del escorbuto, pero en la última semana estuvo presentando alteraciones en su Presión Arterial (PA), reportándose niveles de 140/80. Dicha condición no fue atendida en la Torre Médica. Después de los golpes recibidos en el traslado, lo encontramos el día de ayer con contusiones en cabeza, cara, reportando un dolor de costado izquierdo, con PA elevada de 140/80, mareos, dolor en el abdomen, dolor y debilidad muscular general, además falta de apetito e intolerancia a alimentos. Se encuentra en un estado delicado y se acordó estar observación médica con el personal médico del Anexo Norte.
A ambos se les indicó mantenerlos en reposo, por lo que se pidió que fueran llevados a ingresos y no a población general. Se les indicó dieta polimérica, suero oral, y laboratorios para evaluar su estado de salud.

Ante lo anterior denunciamos las faltas médicas y éticas llevadas por el personal de la Torre Médica Tepepan. Ha pesar de ser una unidad de la secretaría de salud, resaltamos las siguientes faltas graves:

1. La negación de la atención médica en caso de urgencia. Los días más críticos durante la huelga de hambre, se solicitó por diferentes instancias, como la Comisión de Derechos Humanos DF y el servicio médico del reclusorio norte, que fueran atendidos en la Torre Médica, lo cual fue negado después de trasladarlos al hospital en condiciones negligentes y regresarlos al reclusorio, con argumentos contradictorios.
2. No contar con la preparación adecuada. Al ingresar a la Torre Médica, se les restringió sin argumentos el consumo de líquidos, electrolitos, miel y cítricos. Sólo se les permitió consumir 1 L de agua, 3cdas de miel y 1 limón al día. Se respaldaban en argumentos falsos de seguir la Declaración de Malta, lo cual es incorrecto. Dicha incorrección fue señalada con escrito en mano, a lo que se contrapuso una “actualización” de dicha Declaración que raya en el ridículo, toda vez que una Declaración no puede renovarse sino sólo sustituirse.
3. El trato irrespetuoso e indigno. Se negaron algunos miembros del personal a tomar los signos vitales, no se atendía a su llamado cuando tenían dolor, se les negó medicamentos, electrolitos y suero, todo ello sin argumentos médicos, por el contrario fue bajo la respuesta de que “estaban así porque ellos lo habían decidido”.
4. Negación de la información médica. Tanto a ellos como al equipo médico solidario, nos negaron en múltiples ocasiones información completa sobre los resultados de laboratorios, los diagnósticos y el tratamiento que se les daba. Lo mismo ocurrió en el traslado del 1 de septiembre cuando no se dio ninguna explicación médica ni se nos avisó al equipo médico de la decisión del traslado.
5. Se obstaculizó su derecho a una segunda opinión. A pesar de contar con lo oficios correspondientes, algunas ocasiones se nos negó la revisión del expediente y no se tomaron en cuenta las indicaciones médicas para su atención y seguimiento, que como equipo médico solidario solicitamos, por lo que se violó también su derecho a decidir libremente sobre su atención.
6. Múltiples negligencias médicas. Nos preocupa como equipo de salud, que el personal de la Torre Médica, con el fin de aislar a Fernando y José de los otros internos que se atendían en la habitación en la que se encontraban, fueron dando de alta a cada paciente a pesar de encontrarse en condiciones críticas de salud. Por lo anterior, solicitamos investigar cada caso para prevenir cualquier complicación de salud.
Hacemos de su conocimiento esta información para solicitar que se sancione a las instancias correspondientes, se les brinde adecuada atención a los internos para su adecuada recuperación y se investigue el estado de salud de los internos afectados.

Atentamente

Equipo médico solidario
Dr. Guillermo Selvas Ced. Prof:1101851
Nut. Avelina Landaverde Mtz Ced. Prof: 8004956
NOTICIAS ANTI CARCELARIAS
http://www.abajolosmuros.org/
Las noticias, denuncias y campañas difundidas por este medio son responsabilidad de quien las firma.

¡Presos anarquistas a la calle!
¡Abajo los muros de las prisiones!

Anuncios