Poema de Miguel Peralta

Compas: cada palabra que ustedes plasmaron con su pensamiento y corazón sincero, que escuché porque me leyeron la carta, hicieron que retumbaran los muros del presidio, mi espíritu se animó, hay suficiente fortaleza para resistir, su solidaridad armoniza nuestra resistencia con la melodía del acompañamiento y la rabia se expande. Estas letras para ustedes y por supuesto a Gabriel a quien le mandó un abrazo fuerte, hemos aprendido de sus escritos y su fortaleza durante todos estos años que le han obligado a estar en la caja…

Los destellos de luz que gotean

astillan los barrotes de la larga noche

y se eclipsa la pusilanimidad

Sobre los muros el arado de los presos

surcará con profundidad

la quimera de la libertad

Nuestros pies descalzos llenos de barro

pisaran el tiempo de la opresión

y se derrumbarán las jaulas

de la misera humana

La estrellita negra resplandece la vida

y cobija con el rebozo de su sombra nuestros corazones

el manantial de la tristeza y de la injusticia

que bebemos día con día

estallará

con la tromba de la rebelión

suspiraremos y gritaremos

frente al oasis de la alegría

y las calles olerán a un perfume

ligero y misterioso

como el de las orquídeas.

Miguel

Anuncios