Carta desde el Amate

15 de enero de 2017
Barcelona, Colectivo adherentes a la Sexta Barcelona. Catalonic.

El Grupo Atel Winiquetik Tzeltal y Tzotzil que quiere decir: hombres trabajadores, les manda un cordial saludo y muchos agradecimientos.

Los seis elementos que componemos ha recordado con mucho cariño las sujerencias que nos han brindado, de hacernos recordar de que no estamos solos, si no que tenemos compañeros que luchan, los seis que componemos pos es posible de reunirnos regularmente, platicamos de diversos asuntos. Tenemos mucha Fe en que la Fraiba muy pronto nos ayudará por nuestros asuntos, y pensamos que ya es hora de defender nuestros derechos pues las autoridades han pisoteado nuestros derechos por falta de recursos económicos y la otra razón porque somos gente indígena y no sabemos como defendernos. Pero gracias a ustedes y a la organización a vuelto nuestra Fe y esperanza de que si Dios permite podemos obtener nuestra libertad por medio de ustedes, por eso estamos muy agradecido por visitarnos en el Amate.

Los compañeros les desean un Feliz año y mucho éxito en su lucha y den nuestro saludo a los de su grupo de la organización que compones, cuidense mucho y siempre estaremos contando con ustedes, gracias.

Atentamente
La Voz Verdadera de amate
Cintalapa, chiapas. México.

Esteban Mendez Lopez
Adrián Gómez Jiménez
Diego Lopez Mendez
Abraham Lopez Montejo
German Lopez Montejo
Pascual Gómez Jiménez

image-5 image-4

 

 

 

 

 

 

 

RESPUESTA A LOS COMPAÑEROS DEL AMATE

A los compañeros del Grupo Atel Winiquetik Tzeltal y Tzotzil

Queridos compañeros de La Voz Verdadera de Amate,

Les escribimos desde el colectivo de Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona en Barcelona, conocido como Adherentes de Barcelona, para agradecerles su entrañable carta y enviarles nuestros mejores deseos de libertad desde estas lejanas tierras, que se acercan cada vez más, al conocer su determinación y lucha en la defensa de sus territorios, sus costumbres y sus vidas, que son para nosotros y nosotras, un hermoso y digno ejemplo de lucha y rebeldía.

Nos alegra saber que incluso presos, ustedes se reúnen regularmente y pueden platicar sobre las cosas que les preocupan y sigan manteniendo ese sentimiento común de escucharse los unos a los otros mirándose a los ojos. Desde acá, aunque somos unas poquitas personas, intentamos aprender de ustedes y tenerlos siempre muy presentes en las muchas luchas que aquí se dan, para que su situación, y lo que está sucediendo en México, no sea silenciado totalmente por los malos gobiernos que imponen silencio. Nuestra voz es chiquita, pero sólida y firme.

También nos ha alegrado saber que el Frayba les pueda acompañar en la defensa de sus derechos y que puedan ayudar a acabar con los abusos que nos impone este mal gobierno neoliberal. Acá también luchamos por ello, aunque sin tanto riesgo como el que ustedes tienen allá como personas indígenas.

Quisiéramos decirles que nosotros y nosotras aprendemos mucho de ustedes y de sus formas de lucha. Para nosotros y nosotras, ustedes nos han abierto muchos caminos que habíamos ignorado, pues aquí ya nacimos desposeídos de toda tierra y todo conocimiento sobre ella. Ese fue el legado que se llevaron nuestros antepasados que aún vivían de la tierra.

Aquí nos construyen grandes ciudades, llenan el territorio de industrias, nos construyen carreteras, aeropuertos, ferrocarriles, atracciones, y nos dicen que es para hacernos más cómoda la vida, pero sólo puedes utilizarlos si tienes dinero o si te dejas la vida trabajando. No hay comunidad y la solidaridad no es fácil encontrarla en estas grandes ciudades.

Es por eso que su lucha es admirable y un importante ejemplo que nos ayuda a buscar la complicidad de otros compañeros y compañeras en la lucha. Y sabemos que cuando estamos juntos, somos algo más fuertes, tenemos un poco menos de miedo y empezamos a luchar también por recuperar nuestros derechos, igual que ustedes nos han enseñado desde hace más de 500 años.

Sepan ustedes que mientras tengamos aliento, nuestro corazón les acompañará hasta que todos seamos libres. Su libertad es también la nuestra, con sus libertades, nosotros y nosotras seremos también un poco más libres y ese es un hermoso regalo que nos hacen.

La flor que brota de su palabra verdadera, encontrará oídos de piedra que no querrán escucharla, pero los nuestros siempre estarán atentos para escucharla.

Queridos compañeros Esteban, Adrián, Diego, Abraham, Germán y Pascual, desde este otro lado de la lucha, de todo corazón, abrazamos sus palabras y, a través de nuestra compañera que les visita en el Amate, queremos hacerles llegar mucha fuerza, ánimo y determinación.

Esperamos que este año que se inicia, sea fértil en libertades para ustedes, nosotros y nosotras, y que empecemos a cambiar un poquito este mundo que tan injustamente ha ignorado a sus pueblos originarios y a las personas que los forman.

Abrazos fraternales

Adherentes de Barcelona

Anuncios