Con las compañeras de La Llamborda y La Gordissima

Hace ya unas semanas, se llevaron a cabo los desalojos de La Gordíssima en el barrio de Sant Andreu, y de La Llamborda, en el barrio del Guinardó.

Para quienes todavía alimentaban nuevas esperanzas con el “cambio” político del ayuntamiento, estos desalojos deberían devolverles a la realidad. Centros sociales okupados o casas okupadas por compañeras en resistencia, no entran en los planes de las lógicas del poder. Sea este de la ideología que sea, son igualmente poder.

Pero no vamos a hablar de decepciones, porque nunca hemos esperado que las activistas y los activistas de los movimientos sociales, reconvertidos en nuevos políticos, fuesen a hacer y normalizar lo que nosotras desde la lucha sosteníamos con esfuerzo y resistencia. El Capital no regala nada. Estamos viendo, con un preocupante silencio desde todos los grupos y colectivos de los movimientos sociales, lo que está sucediendo en Grecia. Los gobiernos de los políticos desde hace tiempo que no gobiernan, y no son más que apéndices de los grandes intereses del capital financiero y de las multinacionales.

Que eso haya sucedido en Grecia cuando una coalición de izquierdas subía al poder, no es nada extraordinario. Las consecuencias no son más que un aviso a las personas del resto de países de Europa. No es nada difícil hacerse una idea lo que supone eso, de la misma manera que no es tan complejo comprobar que, este cambio de gobierno en la ciudad de Barcelona, necesita acercarse a la población, asumiendo sus compromisos sociales desde otras formas, pero con los mismos intereses financieros y del capital.

Es por eso que no puede ser de otra manera que, desde el espacio de Adherentes a la Sexta nos solidarizamos con los compañeros y compañeras anarquistas griegas que luchan contra este sistema múltiple de dominación que es la hidra capitalista.

Es por eso que no puede ser de otra manera que, desde el espacio de Adherentes a la Sexta nos solidarizamos con las compañeras del centro social okupado de La Gordissima y muy especialmente con las compañeras de la vivienda okupada de La Llamborda que, sobreponiéndose a falsos rumores, han resistido la violentación que supone todo desalojo, liberando de nuevo el lugar.

A todas ellas nuestro más emotivo reconocimiento porque, frente a las falsas esperanzas institucionales y el despojo, recuperan y nos muestran el hermoso camino de la lucha y la resistencia.

Queridas compañeras, nos tendrán con ustedas…, ¡siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s