A LOS BORRACHOS DE PODER, PERO MÁS A LOS “PICADOS POR ESE PODER.

14022079_425880760915630_7446216866423110171_nEs mi responsabilidad defender la posición con la que, quieran o no, he resistido. Sé que puede parecer difícil pero yo veo que únicamente lo es porque no pueden negociar con mis decisiones, ni con mis acciones. Entonces ¿Qué quieren los partidistas de mi o de mis cercanos?; porque de entrada obtuvieron una foto que virtualmente me acerca su posición.

En serio ¿que nadie se da cuenta que no me manifiesto a favor de la ley de amnistía?.
Anteriormente intenté ser crítico, ahora quiero ser directo: no quiero que alguien, partidista o no, presione o solicite la promulgación de alguna amnistía o “perdón” para liberarme. Si lo siguen haciendo no esperen más que mi rechazo. Y si lo hacen posible, es decir, si realmente hay una posibilidad de que mediante la separación de poderes -legislativo, ejecutivo, federal- me liberen: sepan que me argumentan al decir que a la totalidad de los órganos de gobierno no les interesa una solución real o transformadora. Porque ¿sí saben en qué estado, o mejor dicho, en que momento se encuentra la estructura estatal?. Se está favoreciendo la instauración de políticas policíacas, hay al rededor corrientes de “neofascismo” y “neoconservadurismo”. Y todos ¿quieren olvidar la manera en como empieza todo esto? es decir ¿quieren olvidar que delegarle a un juez la vida (o vidas) es el primer error?… ¿olvidar que delegar es enajenar?. Y más… ¿Quieren más delegación de responsabilidades?… ¿más templetes para la política de arriba?… ¿l misma política con la que normalizan mi secuestro?.

Ya se dijo y yo lo asumo: si yo quisiera sentarme a hablar (ó que alguien por mi se sentara…) lo haría con mis propios medios. Pero entre tanto, la jodida posición de suplantar mi palabra, ya me “representa” con una imagen de desesperanza.

Está jodido que se diga que lo único que quiero es salir de la cárcel. Confío en la defensa jurídica (que llevan a cabo verdaderos compañeros en éste camino), confío plenamente en la alternativa de desgastar todas las vías posibles; por ello no voy a propiciar la pereza a verdaderos paráclitos sociales, sean diputados o secretarios, si su “trabajo” es el liberarme, que dejen de obstaculizar mi liberación. Los primeros, que ya no busquen ni a mi familia ni a mis compañerxs. Y los segundos, que no quieran engañarnos; sabemos quién mueve los hilos de la represión, sabemos que si hay voluntad de liberarme se concretará por la presión de gente solidaria, compañeros realmente, y que esa voluntad será resultado de que existen y me asisten tanto la verdad como la razón.

¡Basta de especulación con “la causa” de los presos!

Yo no le voy a seguir el juego a la moda o a la coyuntura. Nadie partidista o del gobierno se preocupa por mi. La prueba es que llevo 2 años en prisión por ser acusado (y luego ya ni eso) de algo que no hice, por ser considerado enemigo del orden represivo, por sobrar con mis ideas en el mundo práctico de las finanzas, por no tener vergüenza y sí tener mucha dignidad. dejen de utilizar mi imagen para sus “telenovelas” del sistema. Que si no me he vendido, no me he rendido y no he claudicado, es porque no soy como ustedes. No quiero que peleen por mi, que yo bien se que ustedes pelean contra mi -al saber ustedes que no soy de su filiación-. Dejen de buscar a mi familia y dejen de pronunciarse por una salida de prisión política, débil o amagada. Entiendan que su concepción del derecho nada le envidia a la concepción de cualquier policía, cuyo trabajo es golpear al débil o al diferente… Ustedes son los cómplices y coautores del experimento de la vida social.
Por lo que denuncio que:

Alejandro Lugo, Rosa Isela Martínez, Luna Flores y Francisco Estrada NO son mis compañeros. Ellos presionan, proponen o apoyan la elaboración de una ley de amnistía simulando estar preocupados en liberarme. Y solo se valen de mentiras y acosos hacia mi familia y compañerxs de la campaña por mi libertad, para buscar que asistan a reuniones sin sentido (mítines “pro-amnistía”, entrevistas, etc…) a pesar que he dejado en claro mi postura sobre la amnistía.

Rosa Isela acosó con llamadas telefónicas a una compañera de la campaña; quiso que ella y mi madre asistieran a una reunión a base de mentiras, diciéndole a mi madre que la campaña ya tenía conocimiento de dicha reunión y mintiendo a la compañera con que mi madre ya se encontraba en la misma.

Luna Flores, ¿Te vales de decir que me visitas para ganar rating o amigos?

Alejandro Lugo y Francisco Estrada, dejen de suplantar mi palabra…o al menos ¿Ya leyeron mi última carta donde hablo de su dichosa amnistía?

¡Muerte a su sistema opresor!
5 de Noviembre de 2016
Luis Fernando Sotelo Zambrano.