A UN AÑO DEL ENCIERRO DE MIGUEL, ENVIA ESTAS PALABRAS DESDE CUICATLÁN, OAXACA:

¿Qué es el tiempo cuando lo tenemos de sobra en la cárcel?
Bailamos con la sombra, jugamos con nuestros sueños y nos reímos
Caminamos sobre la bóveda celeste
Lloramos en silencio
A veces hasta estamos muertos en vida.
Cantamos y nos revelamos frente a sus muros y barrotes
Nos alimentamos de la basura que desecha la sociedad y la reciclamos
Afilamos nuestros sentidos.
Destruimos todos los días lo establecido, des-armamos la realidad.
Nos encabronamos con nuestro espíritu y con nuestros compañeros, no todos los días
Damos pasos sobre la cuerda floja del castigo,
Dibujamos rostros con las nubes,
Trabajamos para que los días sean más leves y por necesidad
Siempre miramos el cielo, pero también donde pisamos
Escuchamos voces, conversamos con ellas y vemos rostros en la oscuridad
Disfrutamos el vuelo de las aves, amamos la vida, nos encontramos siempre en la sala de espera
¿Justicia, visita o libertad? Quién sabe
Extrañamos a las personas que apreciamos, les pensamos,
Nos dormimos con la luna y nos enamoramos de la libertad esperando un nuevo amancer
Luchar, aguantar, resistir

Saludos fraternos a quienes se han solidarizado durante este año que me han mantenido en el encierro. Me llena de fuerza saber que están ahí, desde diferentes lugares, de múltiples maneras exigiendo por la libertad. Somos once compañeros y una compañera de la Asamblea Comunitaria de Eloxochitlán de Flores Magón, que estamos resistiendo desde diferentes penales la burla que es el sistema de “justicia”, sin embargo, la ambición y el poder no les durará para siempre, la mentira no se sostendrá y continuaremos luchando junto a nuestra gente, junto con nuestro pueblo, por la dignidad.

Anuncios