De Xochicuautla al despojo en Acolman y Nexquipayac por el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Este lunes 11 de abril nos llenó de indignación y rabia a todas las organizaciones y comunidades en resistencia la incursión de casi 700 granaderos y policías que portaban armas largas al pueblo de San Francisco Xochicuautla, que desde 2007 han sido afectados por las construcciones del proyecto carretero “Toluca-Naucalpan” que pretende desviar entre 600 y 950 mil m2 del bosque sagrado otomí, cauce de grandes manantiales que conectan con el sistema hidrológico Cutzamala.Captura-de-pantalla-2016-04-11-a-las-22.30.36

Tras derrumbar la casa del compañero médico en lucha y ex-delegado de la comunidad de Xochicuautla, Armando García, violando las garantías de suspensión definitivas firmadas los pasados 11 y 18 de Febrero del 2016, por el Juez Quinto de Distrito en materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, según informó en un comunicado el Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra (FPIDMT), las redes sociales y comunicados de solidaridad no se hicieron esperar.

En aras de intimidar y hostigar a la comunidad, subieron policías a lo alto de la montaña otomí para desmantelar el Campamento de la Digna Resistencia, donde comuneros y otras organizaciones mantuvieron brigadas de vigilancia comunitaria para evitar el avance de las construcciones y el deterioro del ambiente. Los policías desalojaron varios espacios con violencia, incluso a mayores de edad que se encontraban junto con niños y niñas.

Sin embargo, este pequeño texto es par ampliar el horizonte de la inversión privada por sobre de los pueblos originarios, como es el caso de toda una red de circulación del capital que va del oriente del Edomex a la zona centro de la Ciudad de México; los mega-proyectos como “Distrito Merced”, el Tren Interurbano Poniente, la incrustación de inmobiliarias en Santa Fe, para culminar con el proyecto del sexenio: el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Además del despojo que ocurrió hoy en Xochicuautla, el pasado 9 de abril, comuneros y ejidatarios del municipio de Acolman salieron a tomar las calles, acompañados de integrantes de la Coordinadora de Pueblos y Organizaciones del Oriente del Edomex (CPOOEM) y del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) para denunciar ante el Tribunal Superior Agrario, el proceso de robo jurídico de 189 hectáreas, que desde 2005, han defendido por la vía legal. Denunciaron que los particulares buscan apropiarse de las hectáreas que forman parte de un cerro del área protegida de la sierra de Patlachique, para explotar las minas de materiales pétreos con la finalidad de construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

De forma bilateral, habitantes de la localidad de Nexquipayac, integrantes del Frente No-Partidista Contra el NAICM, difundieron un pronunciamiento para denunciar el saqueo de bienes naturales y de sus tierras:

“Los ejidatarios de la comunidad de Nexquipayac, municipio de Atenco en el Oriente del Estado de México, denunciamos que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México invadió nuestros terrenos de uso común con maquinaria para extraer muestras del sub-suelo y marcar los límites de la barda perimetral que se pretende construir para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Estos terrenos se encuentran en conflicto porque fueron adquiridos por Conagua de manera fraudulenta y tenemos interpuestos amparos para la nulidad del procedimiento de compra.

Existe una minuta con Conagua en la que ésta se comprometía a no hacer ningún trabajo en los ejidos del municipio de Atenco por existir también conflicto de linderos con la zona federal; y a que, en el caso de resolverse el conflicto, los terrenos federales serían destinados para un proyecto de mitigación y recarga de los mantos freáticos y el rescate del Lago de Texcoco.

Hoy sabemos que Conagua sin consultarnos, cedió los terrenos al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, por lo que exigimos el retiro inmediato de la maquinaria, el cumplimiento de la orden legal de suspensión de los trabajos en nuestro territorio y se respeten nuestra decisión de no vender, nuestras formas de vida, tradiciones, usos y costumbres.”

Así, ahora es más urgente que antes establecer canales de organización y comunicación entre todas las localidades afectadas para afrontar directamente al empresariado que se resguarda bajo el Estado mexicano y sus mentiras.

¡¡¡TODOS SOMOS XOCHICUAUTLA!!!

¡¡¡TIERRAS SÍ, AVIONES NO!!!

¡¡¡CONSTRUIR ORGANIZACIÓN POPULAR CONTRA LA DEPREDACIÓN DEL CAPITAL!!!

Ruptura Colectiva (RC)
Publicado el 11 de Abril de 2016 en:
http://rupturacolectiva.com/de-xochicuautla-al-despojo-en-acolman-y-nexquipayac-por-el-nuevo-aeropuerto-internacional-de-la-ciudad-de-mexico/

Anuncios