Carta de saludo al Congreso Nacional Indígena y el EZLN, de Álvaro Sebastián Ramírez Preso Político y de Conciencia de la Región Loxicha, Oaxaca

Penitenciaria central del Estado de Oaxaca, Oax., 9 de octubre de 2016

Al 5to Congreso Nacional Indígena
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

“El 2 de octubre de 1968, cuarenta y ochoavo aniversario de la masacre de estudiantes de Tlaltelolco. No se olvida”

Quiero agradecer el espacio de participación con mi palabra.
Mi nombre es Álvaro Sebastián Ramírez, soy Preso Político y de conciencia de la región Loxicha, Oaxaca. Llevo 19 años en la cárcel, he sido objeto de la desaparición forzada
y tortura, por el Estado mexicano.

Hermanas y hermanos:

Desde mi trinchera de lucha, en la penitenciaria central de Oaxaca, les envío saludos fraternos y combativos y un fuerte abrazo lleno de fortaleza cada uno de ustedes. Así
como también expreso mi más sincero y profundo respeto y solidaridad con todas y todos las y los participantes de este 5° Congreso.alvaro-sebastian2

A 524 años de la conquista, los pueblos originarios de México estamos más fortalecidos que nunca, estamos juntos para unir nuestras fuerzas en uno sólo, para construir una
nueva forma de vida para la Humanidad, contra los proyectos de muerte y de destrucción del Neoliberalismo. A pesar de que cortaron el tronco de nuestro árbol, no pudieron
arrancar su raíz, y empezó a retoñar con el Levantamiento Indígena del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el 1° de enero de 1994, que sacudió a la Nación entera e
hizo visible a los ojos del Mundo, la opresión, la miseria, el olvido y el abandono en que vivimos y seguimos viviendo los pueblos indígenas de todo México.

Desde la llegada de los conquistadores a estas tierras llegó la injusticia, la violencia y la tiranía; estragos de un sangriento, cruel y sistemático genocidio y exterminio
con la cruz y la espada; para invadir, a adueñarse de nuestras tierras y de nuestras almas. Había 16 millones de indígenas cuando llegaron; cincuenta años después sólo
quedaban tres millones.

Con la llegada de los conquistadores a nuestras tierras, nos despojaron de nuestras mejores tierras, y como no quisimos ser sometidos, nos vimos obligados a refugiarnos a
las grandes montañas, a los cerros, a las cañadas, para proteger nuestras vidas y seguir desarrollándonos como pueblos originarios, mientras ellos saqueaban nuestras
riquezas. Ayer fuimos invadidos por conquistadores occidentales, y hoy somos invadidos por el capitalismo neoliberal. Ayer vinieron por la codicia del oro, hoy vienen por
nuestros recursos naturales, nuestras tierras, bosques, minerales, aguas, mares, lagunas y hasta el aire. Causando daños irreversibles, destrucción y muerte a nuestros
pueblos indígenas en todo el territorio nacional. Para cumplir cabalmente con sus objetivos las transnacionales, juntamente con el Estado mexicano y gobiernos que son sus
sirvientes, tuvieron que hacer y aprobar reformas estructurales y las Leyes a su manera, al gusto del Neoliberalismo, para poder saquear, explotar y despojar sin
contratiempo, utilizando la represión, sembrando terror y miedo a través de sus fuerzas militares, gendarmerías, policiacas, paramilitares, guardias blancas, sicarios y
narcotraficantes; como en los acontecimientos más recientes en Nochixtlán, Oaxaca, el 19 de junio del presente año, hubo 12 muertos y más de cien heridos; así como los
asesinatos y la Desaparición Forzada de los 43 Estudiantes Normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, Ayotzinapa Guerrero. Haciendo un recuento de todos
los hechos sangrientos y crueles como desaparición forzada de hombres y mujeres, masacres, asesinatos y encarcelamiento de quienes luchan por las reivindicaciones históricas
y sociales de nuestros pueblos; es una larga lista de los acontecimientos en los últimos años en nuestro país. Por lo que rechazamos toda forma de represión hacia nuestros
pueblos originarios, expresada en la militarización y paramilitarización de nuestros territorios.

Un llamado a todas y todos los presentes en este 5° Congreso, a que a partir de ahora a esforzarnos un poco más en aportar nuestros modestos esfuerzos en seguir
construyendo, para consolidar y fortalecer el trabajo político organizativo del Congreso Nacional Indígena.

Esperamos que los resultados del 5° Congreso sean fructíferos para un mayor avance de nuestros trabajos originarios que ha sufrido, la explotación, el despojo, la represión
y el desprecio desde hace quinientos años.

¡¡¡Viva, el 5° Congreso Nacional Indígena!!
¡¡¡Viva el Ejército Zapatista de Liberación Nacional!!!

Álvaro Sebastián Ramírez
Preso Político y de Conciencia de la Región Loxicha, Oaxaca

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s